El nuevo área de Machía: Mirador 2 | Comunidad Inti Wara Yassi (CIWY)

Noticias

Frank Ballard

19 octubre 2019

No hay comentarios

Inicio Noticias

El nuevo área de Machía: Mirador 2

El nuevo área de Machía: Mirador 2

Los monos llegan a Machía con diferentes historias, pero todos con daños psicológicos y a veces físicos. Si llegan infantes o jóvenes, tienen chance de adaptarse mejor y es posible ponerles un cinturón con una cuerda para poder colocarlos en los runners, Runners son sogas muy largas que les permiten libertad de movimiento en la selva y durante la noche, duermen en una jaula por su propia seguridad. Es así que algunos monos que estaban siendo manejados con el sistema de runners en el Área de Cielo, pudieron ser llevados al nuevo Área del Mirador 2.

Primero trasladamos a Erick, Alvarito, Jorge, Pasqui, Ramoncito, Lemmy y Conejo. Cuando se instalaron con éxito en el nuevo área, también trasladamos algunas hembras para crear un grupo sólido y darles suficientes posibilidades de socialización. Totita, Federica, Ivón, Franca y después March y Pepa tuvieron la posibilidad de trasladarse a este nuevo sitio. En Cielo teníamos más de 30 monos con muchos runners, pero con espacio limitado. Esto ocasionó que se creen conflictos por jerarquía. Fue por esa razón y para dar más espacio a todos, que movimos una parte del grupo.

El grupo de jaulas para monos capuchinos hembras
Una jaula para un mono capuchino macho, con una visita sentada encima

Fue un cambio enorme para estos 15 monos, llegar al medio de la selva y lejos de todo los ruidos humanos, ocasionó que aprendan poco a poco los ruidos de la selva, a ver la cosas desde lo alto de los árboles y a probar el gusto de la vida casi salvaje. Las semanas pasaron, los monos agarraron más confianza. Los machos jóvenes empezaron a crecer y aunque están lejos uno del otro se construyó una jerarquía entre ellos.

En algunos monos, como Lemmy, que estaba muy humanizado, el cambio fue lentamente, pero el cambio es indescriptible y ahora es una felicidad enorme verlo en la selva, descubriendo todo alrededor de su runner, buscando bichos en el suelo y trepando árboles como un mono silvestre.

Para nosotros, que cuidamos de estos monos toda su vida, es un momento totalmente gratificante verlos en la selva ya que estos monos se acercan aún más a la vida que nunca debieron dejar.

Este proyecto no hubiera sido posible sin el gran apoyo de todas las personas que estuvieron involucradas. ¡Queremos agradecer a todos! En particular a Gaspard Renault que hizo una donación para construir 7 recintos para los machos y a Pete the Monkey Festival que también hizo una donación la cual nos permitió comprar materiales, calaminas, malla, cuerdas, etcétera, para empezar este gran proyecto. ¡Muchas gracias!