Parque Ambue Ari | Comunidad Inti Wara Yassi (CIWY)

Parque Ambue Ari

En 2002, gracias al apoyo de Quest Overseas y FIWY UK, CIWY pudo comprar más de 900 hectáreas de bosque amazónica para un segundo santuario. Hoy el Parque Ambue Ari alberga más de 50 animales de casi 20 especies diferentes, incluidas varias especies amenazadas. Ambue Ari significa “otro día” en Guarayo, la lengua indígena originaria de la zona.

El personal permanente administra el santuario con la ayuda de voluntarios de todo el mundo, que se quedan por un mínimo de dos semanas. El santuario se especializa en el cuidado de felinos silvestres y monos aulladores.

Un sueño desde mucho tiempo para CIWY era adquirir su propio territorio para administrar, para asegurar el futuro estable de los animales que viven allí y no depender de terceros que pudieran tomar decisiones contrarias a los objetivos de la organización.

En 2002, CIWY encontró un área que satisfizo sus necesidades y, gracias al apoyo de Jonathan Cassidy y Quest Overseas, pudimos adquirir la tierra. Un año después, con la ayuda de FIWY UK, compramos tierras adyacentes, lo que lleva el tamaño total del santuario a casi 1000 hectáreas.

Cuando se compró el territorio, estaba rodeado de parcelas intactas de selva en los que la agricultura desempeñaba un papel menor. Con el tiempo, sin embargo, estos territorios adyacentes se convirtieron en un uso agrícola más intensivo. Las técnicas agresivas de conversión de tierras, como la agricultura de tala y quema, producen deforestación y destrucción no solo de estas tierras, sino de muchas tierras cercanas debido a la rápida propagación de incendios incontrolados. Año tras año, estos incendios amenazan nuestra tierra, lo que hace que protegerlos sea una tarea muy difícil, pero cada vez más importante.

Esta destrucción de las áreas circundantes ha provocado la huida de animales silvestres hacia nuestra propiedad, convirtiendo a Ambue Ari en una isla de fauna con gran cantidad y diversidad de animales.

Más de 50 animales rescatados de más de 20 especies diferentes viven en Ambue Ari. Algunos de ellos son especies amenazadas, como jaguares, tapires, tortugas y osos hormigueros. El santuario se especializa en el cuidado de felinos (jaguares, pumas, ocelotes y gatos monteses) y monos aulladores.

Los veterinarios y cuidadores de animales permanente y temporal cuidan de los animales, con la ayuda de voluntarios nacionales e internacionales. Las dietas de los animales se manejan cuidadosamente para satisfacer necesidades nutricionales específicas, y se les proporciona diariamente enriquecimiento ambiental para mantenerlos estimulados y ayudarlos a desarrollar comportamientos naturales.

Parque Ambue Ari alberga una gran cantidad de mamíferos, aves y reptiles. Se han desarrollado varios sistemas de manejo para proporcionar una calidad de vida óptima para cada animal individual. También se han creado protocolos para garantizar la seguridad del personal y los animales.

Los sistemas de manejo son los siguientes:

Animales libres

Un grupo de monos aulladores fue rehabilitado y liberado con éxito en Ambue Ari, y coexiste con las poblaciones locales. El grupo es completamente independiente, ya no depende de los humanos de ninguna manera. Además, Ambue Ari es el hogar de una gran cantidad de animales silvestres libres que viven en nuestro territorio y que nosotros no manejamos en absoluto.

Animales semi-libres

Este sistema fue desarrollado para animales que no pueden ser liberados porque dependen del personal para su alimentación y protección. Aunque no son completamente independientes, pueden disfrutar de ser libres. Algunos animales semi-libres finalmente recuperan las habilidades de supervivencia necesarias para ser liberados por completo, mientras que otros permanecen en este sistema de por vida.

Caminatas por la selva

Nuestro objetivo es proporcionar a los animales a nuestro cuidado la vida más natural posible – las caminatas supervisadas por la selva proporcionan una forma increíble de libertad y enriquecimiento que no es posible en sus recintos. Este sistema se adapta a las necesidades de cada especie, así como a las circunstancias de cada individuo.

Cada animal individual aprobado para este sistema tiene su propia franja designada de selva, además de su recinto. Los miembros del personal o voluntarios entrenados “caminan” un animal individual por hasta 6 horas al día. Reciben un gran ejercicio, comparable a sus niveles de actividad en la naturaleza. Algunos incluso pueden nadar en ríos o lagunas durante sus caminatas por la jungla. Aunque estos animales viven en grandes recintos en el medio de la selva y reciben enriquecimiento ambiental diario, nada se compara con la experiencia de salir el recinto y explorar los senderos de su territorio. Esto les permite desarrollar comportamientos naturales de exploración, ver otros animales silvestres, acceder a fuentes naturales de agua y alimentos, y estimular sus cinco sentidos.

Las caminatas por la selva no serían posibles sin los sistemas adecuados para garantizar la seguridad tanto de los animales como de los humanos involucrados. El personal y los voluntarios reciben una amplia capacitación y el sistema siempre se lleva a cabo bajo estrictos protocolos de gestión y seguridad.

Por razones de seguridad, a algunos animales no se les permite salir de sus recintos. Ponemos especial énfasis en el enriquecimiento ambiental variado de estos animales, fomentando conductas naturales y ejercicio dentro del recinto.

Recintos

Por razones de seguridad, a algunos animales no se les permite salir de sus recintos. Ponemos especial énfasis en el enriquecimiento ambiental variado de estos animales, fomentando conductas naturales y ejercicio dentro del recinto.

Nuestros animales rescatados dependen de voluntarios y miembros del personal compasivos y dedicados para garantizar una alta calidad de vida y una oportunidad de rehabilitación.

Si tienes preguntas o una idea para un proyecto, no dudas en contactarnos en info@intiwarayassi.org.